[Home] [Current Tables of Contents]

[ HLAS Online Home Page | Search HLAS Online | Help | FAQ | Comments ]


Volume 62 / Humanities

LITERATURE: SPANISH AMERICA: Poetry


FRANCISCO CABANILLAS, Associate Professor of Spanish, Bowling Green State University
HÉCTOR JAIMES, Associate Professor of Spanish, North Carolina State University
ELIZABETH MONASTERIOS, Associate Professor of Spanish, University of Pittsburgh
GUIDO PODESTÁ, Associate Professor of Spanish, University of Wisconsin, Madison
OSCAR RIVERA-RODAS, Professor of Spanish, University of Tennessee, Knoxville
OSCAR D. SARMIENTO, Associate Professor of Spanish, State University of New York, Potsdam
JACOBO SEFAMÍ, Professor of Spanish, University of California, Irvine
LILIÁN URIBE, Professor of Spanish, Central Connecticut State University

MÉXICO

EN EL PERIODO que va de 2001 a 2004 se terminaron de editar las Obras completas de Octavio Paz. Los volúmenes 12 (item #bi2006000936#) y 15 (item #bi2006000937#) fueron los últimos en salir. Destaca, sobre todo, el 12, concebido por Paz para cerrar el ciclo de su obra con el segundo tomo de la poesía (el primero de la colección incluye su poética). Sin duda, Paz sigue despertando el interés de los lectores y críticos. En estos años han salido varios libros que se enfocan en ciertos aspectos de su vida y su obra; ya sea la traducción de poemas del francés (ver Bradu, item #bi2006000942#), los ensayos de Paz sobre arte (ver Vera, item #bi2006000947#) o la vida de Paz hasta 1968 (ver Sheridan, item #bi2006000946#).

En los EEUU ha habido interés en editar antologías de poesía mexicana contemporánea. Sobre todo, los editores han querido mostrar las últimas generaciones de poetas. En ese sentido, se recomienda la antología hecha por Mónica de la Torre y Michael Wiegers (item #bi2006000922#) que incluye (cosa inusual) también poetas de lenguas indígenas. La antología de Hofer se concentra en mujeres de la última generación (item #bi2006000923#); y la de Mark Weiss y Harry Polkinhorn, en la poesía de Baja California (item #bi2006000924#). Por otro lado—en cuanto a antologías se refiere—se debe destacar la excelente selección hecha por Ernesto Lumbreras y Hernán Bravo Varela (item #bi2006000922#) que incluye a poetas nacidos de 1965 a 1978. Y, por su originalidad, es interesante la antología dedicada a la Ciudad de México hecha por Héctor Carreto con secciones que se concentran en determinados ámbitos urbanos; además de poemas clave de Manuel Gutiérrez Nájera y Efraín Huerta, se incluye poesía de poetas contemporáneos sobre zonas marginadas de la ciudad (item #bi2006000921#).

De poetas conocidos, ha aparecido una nueva edición de las obras reunidas de Jorge Cuesta (item #bi2005003554#), cuyo primer volumen recoge la poesía y las traducciones hechas por este escritor perteneciente al grupo de Contemporáneos. De los libros individuales reseñados en este periodo, es de notar que Tomás Segovia (Premio de Literatura Juan Rulfo 2005) continúa escribiendo y publicando (item #bi2006000940#). A él se agregan escritores como Fernando del Paso (conocido sobre todo como novelista) (item #bi2006000935#) y Angelina Muñiz, con sendos poemarios (item #bi2005003826#). Pero la gran mayoría de los poetas reseñados en este periodo son los nacidos en las décadas de los cuarenta y cincuenta: Gloria Gervitz (items #bi2006000930# and #bi2006000930#), Elsa Cross (item #bi2005003898#), Francisco Hernández (item #bi2002006570#), David Huerta (item #bi2006000932#), Coral Bracho (item #bi2006000926#), Adolfo Castañón (item #bi2006000927#), Pura López Colomé (item #bi2006000934#), Josu Landa (item #bi2006000933#), Carmen Boullosa (item #bi2002006847#), Fabio Morábito (item #bi2005003818#), Vicente Quirarte (item #bi2006000939#), Verónica Volkow (item #bi2005003846#), Jorge Esquinca (item #bi2005003935#), Francisco Segovia (item #bi2005003879#) y José Javier Villarreal (item #bi2006000941#). Los poetas nacidos en los sesenta y setenta comienzan a aparecer cada vez más y sus voces se escuchan con mayor fuerza. Algunos (como María Baranda) de ellos han merecido el Premio de Poesía Aguascalientes; o a algunos otros se les ha otorgado el Premio de Literatura Gilberto Owen (Carla Faesler, Rocío Cerón). La heterogeneidad de la poesía mexicana actual está representada—según los editores de El manantial latente—por cinco acercamientos poéticos fundamentales en su trabajo (aunque en muchas ocasiones los poetas converjan en dos o tres de ellas): experiencial, metalingüístico, imaginístico, adánico e inefable.

A pesar de la "economía de mercado", con la que generalmente sale perjudicada la poesía, en México editoriales con prestigio como Fondo de Cultura Económica y Editorial Era han reafirmado su compromiso con la poesía. Continúa la actividad de Ediciones Sin Nombre, Conaculta (en sus series Práctica Mortal y Fondo Editorial Tierra Adentro); por otro lado, editoriales como El Tucán de Virginia, la colección El ala del tigre (UNAM) y la Editorial Aldus, han reducido su producción de poemarios. También destacan las ediciones filodecaballos de Guadalajara, que editó excelentes libros durante este periodo. El manantial latente incluye, como apéndice, un censo de más de trescientos poetas mexicanos nacidos entre 1965 y 1978. Esa cantidad es testimonio de que la poesía en México sigue teniendo muchos adeptos y practicantes. [JS]

EL CARIBE

Imantado a las tendencias establecidas durante la segunda mitad del siglo XX, el universo poético del Caribe hispano se mantiene dinámico, ya sea rescatando textos del olvido, como en el caso del poemario de Belkis Cuza Malé (item #bi2002004601#); aportando nuevos poetas al coro de voces, como en el caso del segundo poemario de la narradora cubana Zoe Valdés (item #bi2003003195#); conformando recientes generaciones de poetas, como la de la antología de poetas dominicanos de la década de 1980 (item #bi2005003670#); consolidando voces contemporáneas bien establecidas, como la del puertorriqueño José Luis Vega (item #bi2003003246#), la del dominicano Ramón Francisco (item #bi2003003131#) y la de la cubana Nancy Morejón (item #bi2005003668#).

Entre los ensayos sobre la poesía y los poetas, cabe destacar la biografía literaria sobre Lezama Lima (item #bi2003003263#) y el análisis sobre género y raza en la poesía de Carmen María Colón Pellot, poeta puertorriqueña de la primera mitad del siglo XX (item #bi2005002427#). Los vínculos entre la poesía de la diáspora y el quehacer poético latinoamericano, se solidifican, como en el caso de la poesía latinoamericana posmoderna de Nueva York (item #bi2003003136#), que se declara deconstruccionista, al igual que el de la poesía neobarroca de José Kozer (item #bi2003003231#) y la poesía caleidoscópica de Giannina Braschi (item #bi2001006813#). En esta línea, cabe destacar dos poemarios bilingües, español/inglés, uno sobre la poesía de Miguel Barnet (item #bi2003003134#) y otro sobre la de Eliseo Diego (item #bi2001006814#).

Entre las colecciones con miras a plantear una nueva manera de entender el trabajo de poetas fundacionales, se destaca la antología que subraya la dimensión modernista de Gertrudis Gómez de Avellaneda (item #bi2005004356#) y la recopilación de poemas que, en vez de enfatizar la propuesta política, enfocan el lado lírico y filosófico de la poesía de Pachín Marín (item #bi2001006870#). A su vez, como propuesta para enfocar en una dimensión desestimada del poeta, está el acercamiento a Lezama Lima desde una estética de lo sencillo (item #bi2003003199#). En la vena de la solidificación, esta la recopilación de la poesía completa de Clara Lair (item #bi2005004355#) y la recopilación de poemas de Aída Cartagena Portalatín (item #bi2001006862#). Como compilación de poemas sobre la ciudad, están los poemas a La Habana (item #bi2003003254#), y, como conmemoración de un evento político, la poesía en torno al año 1965 en la República Dominicana (item #bi2001006849#). Entre los poemarios con énfasis en la dimensión de género, cabe subrayar el feminismo de Olga Nolla (item #bi2001006835#)—quien falleciera un año después, en 2001—y el escribir en femenino de Adrián Javier (item #bi2001006880#). [FC]

COLOMBIA Y VENEZUELA

Las voces de Eugenio Montejo (item #bi2003001138#), Franciso Pérez Perdomo (item #bi2003001032#) y Rafael Cadenas (item #bi2003001062#) constituyen las contribuciones más significativas a la poesía venezolana con una proyección internacional. Al mismo tiempo, estas voces se postulan como voces que ya forman un canon literario y estético que ha prevalecido en Venezuela en los últimos treinta años. Sin embargo, en este periodo aparece la voz de Gabriela Kizer que muy bien podría considerarse una de las poetisas que marca la aparición de una "nueva poesía" en Venezuela (item #bi2003001043#). En Colombia aparecen dos antologías importantes que son reseñadas: 24 poetas colombianos (item #bi2003001123#) e Inventario a contraluz: Antología de una nueva poesía colombiana (item #bi2003001045#). Ambas antologías signan un proceso de transición importante en la poesía colombiana, ya que le dan al lector la oportunidad de reconocer las voces ya consagradas y el surgimiento de los nuevos poetas. Por otro lado, se reseña una monumental obra poética del autor no canónico como es la obra de Otto de Greiff (item #bi2003001117#); hermano del pródigo poeta colombiano León de Greiff. [HJ]

BOLIVIA Y ECUADOR

En el panorama de la poesía boliviana de los últimos años se puede destacar la aparición de jóvenes poetas, especialmente mujeres. Tal es el caso de Sissy Torrico, que en sus dos poemarios logra, aun en una tarea todavía de búsqueda, una expresión con características propias (items #bi2003004330# and #bi2004000881#). Otras poetas jóvenes, como Aquim Chavez, incursionan en la poesía erótica con aplomo y aciertos no percibidos en los jóvenes varones (item #bi2003004348#). Sin embargo, entre éstos cabe destacar el trabajo de Gary Daher Canedo (item #bi2003004115#), y de modo especial la obra de un joven lamentablemente fallecido a sus 20 años, Guillermo Bedregal García (1954–74) (item #bi2003004109#). Otros poetas de edad mediana, como son los casos de Orihuela y Quino Márquez continúan ofreciendo nuevos discursos poéticos (items #bi2003004253# and #bi2004000890#). Cabe asimismo subrayar la continua producción de los autores más conocidos en la poesía de este país, Shimose y Gumucio Dagron (item #bi2004000895# and #bi2003004321#). Ambos no sólo pertenecen a una generación de poetas consagrados, sino a una generación cuyos miembros principales siguen produciendo fuera de su país donde permanecieron después de la imposición de dictaduras militares en Bolivia, hace treinta años, así como en la mayor parte de los países latinoamericanos. Aunque las dictaduras pasaron, muchos de los exiliados de los entonces no lograron reincorporarse a su país debido a los compromisos que adquirieron durante su exilio.

En el panorama actual de la poesía ecuatoriana se pueden mencionar características similares a las señaladas en el caso de la poesía boliviana. En Ecuador, los jóvenes valores surgen en promociones considerables en número. Sin embargo, la mayor parte de ellos se entregan a una escritura fragmentaria de textos cortos y versos excesivamente breves. Esta brevedad de los versos, más que corresponder a una necesidad expresiva, se muestra como recurso nada positivo de estirar un discurso corto a través de muchas páginas. Este no es el caso, sin embargo, de la poeta Espinosa, quien con Loba triste presenta un discurso poético digno de ser destacado (item #bi2003004304#), o el de Paúl Puma, cuyo poemario no se desliga de una de las características fundamentales de la cultura latinoamericana: la conciencia de su condición colonial (item #bi2004000893#). La poesía femenina ecuatoriana de los últimos años sigue demostrando dilección especial por el discurso erótico, como lo demuestra el volumen colectivo dedicado a ese tema Poesía erótica de mujeres (item #bi2003004106#), o el caso personal de Martínez Rivadeneira (item #bi2004000899#). Hechos sobresalientes de los últimos años en la poesía de este país fueron también la publicación de un volumen antológico de Adoum, con los que se celebraron los 50 años de su dedicación a la poesía (item #bi2003004250#); y la publicación de un nuevo poemario de la escritora Chiriboga (item #bi2004000882#). [ORR]

PERU

La poesía es un género literario que cuenta con el apoyo de editoriales e instituciones, universitarias, públicas y privadas, bien dispuestas a difundir el trabajo poético de un número considerable de escritores peruanos. Esto explica que el volumen de publicaciones sea cada año realmente considerable. En el mismo sentido, hay editoriales que han destacado por su selectividad y otras por ser demasiado asequibles al pedido o las propuestas de quienes han escrito poesía. Gracias a esa labor, el lector puede disponer de un variado conjunto de publicaciones en el que, no obstante, podrá distinguir con facilidad aquellos trabajos poéticos que fueron el resultado de la buena voluntad y de la pasión por el género, de aquellos otros que provienen de escritores que pueden o no haber publicado de manera regular a lo largo de los años pero cuya escritura impresiona positivamente y deja un recuerdo memorable.

Dentro de este último grupo, cabe destacar la reaparición de escritores en cuya poesía se nota una escritura cuidadosa, de mucha calidad, y en la que se puede comprobar un trabajo concienzudo, resultado de intensas meditaciones, valiosa creatividad, incuestionable competencia y respeto por el oficio. Este es el caso de José Cerna Bazán, un poeta que José Miguel Oviedo dio a conocer a un público mayor en Estos 13. También se ha publicado en una nueva edición el trabajo poético de escritores con una larga trayectoria cuya obra poética continuará concitando la atención de quienes estudian la poesía peruana; me refiero a Jorge Eduardo Eielson (item #bi2005000544#), César Toro Montalvo (item #bi2005001245#), Ricardo Silva Santisteban (item #bi2005001233#), Alberto Escobar (item #bi2005001240#), Arturo Corchera (item #bi2005000775#) y Abelardo Sánchez León (item #bi2005000753#). Asimismo, la poesía de Rosella Di Paolo (item #bi2005000781#) y de otras escritoras entre las que quisiera nombrar especialmente a Marcela Robles (item #bi2005001247#), Rosina Valcárcel (item #bi2005000784#) y Esther Castañeda (item #bi2005000751#). Han sido publicadas algunas antologías de excelente calidad que han puesto a disposición de los lectores algunas importantes tradiciones poéticas peruanas como la vanguardia; al respecto, sobresale la cuidadosa antología preparada por Mirko Lauer (item #bi2005000783#). Otras—aquí me refiero en particular a la de Ricardo González Vigil—, han buscado un objetivo diferente, como el de acercar la poesía peruana a un público que todavía la desconoce y que, por tanto, debe ser iniciado en la tarea (item #bi2005000797#). Finalmente, hay otras antologías que están a la búsqueda de una ampliación del corpus y hasta del canon recogiendo los poemas de escritoras escritos o publicados durante los últimos 15 años y que aparentemente han sido ignorados por la crítica (este es el caso de Estas 13 (item #bi2005001235#) y Ríos Viejos (item #bi2005000545#)).

En un interesante rubro aparte, está el trabajo crítico e historiográfico de Tulio Mora quien ha revisado la trayectoria de la agrupación Hora Cero (item #bi2005001237#), con la finalidad de sustentar que el impacto y esfera de acción e influencia de dicha agrupación no se limitó al Perú sino que alcanzó a buena parte de América Latina; una tesis que—como lo ha señalado recientemente el poeta mexicano Rubén Medina—merece ser considerada. Encontrar un denominador común en todas estas publicaciones no es necesario. Lo que indudablemente ponen en evidencia es la inagotable creatividad de quienes ejercen este oficio y el continuo interés de quienes son sus lectores y sus críticos. [GP]

CHILE

LA POESÍA CHILENA CONFIRMA la solidez y diversidad del trabajo poético realizado durante la segunda parte del siglo XX, amplía proyectos significativos que vienen de este período, y se abre a nuevas voces que dinamizan el panorama poético contemporáneo.

Así, el libro Poesía esencial (item #bi2004003351#) confirma la vigencia de la obra poética de Gonzalo Rojas. El poeta mantiene alerta sus obsesiones preservando con aguda artesanía la intensidad y sofisticación de sus textos y apresando con inteligencia visionaria las contradictorias experiencias de un sujeto inscrito en el despliegue de la modernidad latinoamericana. Por otro lado, la antología de poemas de Efraín Barquero permite una mirada panorámica a una obra que había permanecido en la penumbra (item #bi2004003354#). Como la de Jorge Teillier, la poesía de Barquero ha sabido crear un panorama poético del sur chileno, mediante símbolos y referencia de lenguaje precisos y complejos pero de una manera más fuertemente reconcentrada, meditativa, que Teillier. Por su parte, las Obras selectas de Oscar Hahn reconfirman que su poesía se ha instalado de manera decidida en el espacio de lo fantástico (item #bi2004003449#), allí donde los bordes entre realidad e irrealidad se difuminan para sumergir al poeta en un estado de creativa incertidumbre.

Destacan en el período los siguientes libros de poetas ya reconocidos pero más recientes que los anteriores: INRI de Raul Zurita, cuya visión del sacrificio del colectivo chileno bajo el horror dictatorial expresa la posibilidad de una renovación de proporciones cósmicas para una nación que requiere avanzar más allá del luto pero sin perderlo de vista (item #bi2006002114#); Poemas del otro de Juan Luis Martínez por cuanto estos textos legitiman el objetivo experimental de insertarse en territorios desconocidos para así revalidar la escritura poética frente a un contexto cultural aplastante (item #bi2006002112#); Dónde vas de Eugenia Brito (item #bi2004003350#), por cuanto las complejas visiones de la poeta revelan la presencia de la mujer indígena como una herencia crítica de mujer al interior de la modernidad latinoamericana (item #bi2004003350#); Antología presunta, 1976–2002 de Eduardo Llanos Melusa, porque el poeta sabe calibrar una poesía directa que no pierde complejidad con el humor o la densidad metafórica y el espesor del sueño cercano a la pesadilla (item #bi2006002111#).

De las promociones más recientes destaca Nada (item #bi2004003361#) de Malú Urriola, por cuanto, como lo señala Diamela Eltit, esta poesía nada contra la corriente del status quo genérico, existencia, social e histórico.

De las antologías publicadas resalta, sin duda, la Antología de poetas chilenas: confiscación y silencio de Eugenia Brito (item #bi2006002116#). Esta selección de treinta y una poetas, que comienza con Gabriela Mistral (1889) y termina con Nadia Prado (1966), rescata la obra de autoras prácticamente desconocidas como Teresa Wilms Montt, se abre a la producción de fuera del país con la presencia de Cecilia Vicuña, deja testimonio de una poesía que quedó tronchada en un largo texto generacional para los años ochenta de Bárbara Délano y, en general, realiza el logro mayor de conferirle presencia y consistencia al trabajo diverso y complejo de una serie de indispensables poetas chilenas.

Finalmente, con la reedición de El paseo ahumada de Enrique Lihn se produce el rescate esencial de un manifiesto exasperado contra el grotesco sociocultural del período dictatorial en Chile. [OS]

ARGENTINA, URUGUAY Y PARAGUAY

EL BALANCE DE PRODUCCIÓN editorial de Argentina y de Uruguay ha sido positivo tanto a través de la actividad poética de voces de reconocida trayectoria como de otras de promisorios valores.

Dentro de la poesía argentina merece destacarse la especial atención recibida por Juan Gelman en este período. Este escritor, que había sido distinguido con el Premio Nacional de Poesía en 1997 y con el Premio Juan Rulfo en el año 2000, recibió en 2005 tres importantes galardones: el Premio Pablo Neruda, de Chile; el Premio de la Feria del Libro de Buenos Aires y el XIV Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, en España. Estos merecidos reconocimientos han estado acompañados de importantes aportes editoriales que abarcan la edición de un nuevo poemario (País que fue será, 2004, (item #bi2006002123#)); la recopilación de textos en prosa previamente apararecidos en el periódico Página/12, de Buenos Aires, entre octubre de 1998 y febrero de 2004 (item #bi2006002124#), una amplia muestra antológica de su poesía (item #bi2006002134#) y un volumen de ensayos dedicados a su obra preparado por María Ángeles Pérez López y publicado en España (item #bi2006002136#).

Los estudiosos de Alejandra Pizarnik también tendrán motivo de celebración por la publicación de sus Diarios (item #bi2006002137#). En su Introducción, la responsable de esta edición, Ana Becciu, hace importantes aclaraciones que sitúan la escritura de este texto y la concepción que del mismo tenía Alejandra Pizarnik: un libro más dentro de su obra. "En Pizarnik", dice la editora , "la idea de escribir un diario como un relato de 'vida'está prácticamente ausente. A partir de 1955 el diario es el lugar de aprendizaje y de trabajo por excelencia. Le sirve para aprender a escribir y crearse los medios literarios para su devenir lenguaje. A partir de 1960, y durante toda la época de su estancia en París, el diario es práctica y a la vez proceso: escribiendo deviene su escritura". El texto es además revelador de sus obsesiones, de sus preocupaciones: la muerte, el suicidio, la insistencia en su deseo de escribir una novela, sus inseguridades en el campo intelectual, las dificultades de sistematizar su trabajo, de tener un orden. Y es también una fuente que nos permite ahondar en sus lecturas, en sus reflexiones sobre las prácticas de escritura, y en su correspondencia.

Varios miembros de la llamada generación del 45, de Uruguay, enriquecieron con su obra la producción de este período. De Ida Vitale cabe destacarse la publicación de un poemario que recoge textos nuevos con la selección de otros ya aparecidos en volúmenes anteriores (item #bi2006002142#); un libro que desafía las tradicionales clasificaciones genéricas (item #bi2006002141#) y un nuevo poemario (item #bi2006002140#). Idea Vilariño ofreció dos selecciones antológicas de su obra: Vuelo ciego (item #bi2005004243#) con una introducción de Rosario Peyrou, y Última antología (item #bi2006002139#).

En diciembre de 2002, Cristina Peri Rossi fue galardonada con el XVIII Premio Internacional de Poesía Rafael Alberti, en España, por el poemario Estado de exilio.

Las voces más jóvenes de la poesía uruguaya dieron nuevas muestras de sus valores. Rafael Courtoisie (Uruguay, 1958), que recibió el Premio Internacional de Poesía Jaime Sabines 2002, por el libro Música para sordos, publicó además dos poemarios durante este período, Umbría (item #bi2002002062#) y Todo es poco (item #bi2006002121#). Martha Terra (1961) publicó el libro El círculo de fuego (item #bi2006002138#). Silvia Guerra (1961) añadió a sus cuatro libros anteriores Nada de nadie (item #bi2003002813#).

La muerte de Humberto Benítez Casco (1946–2004) ha pasado injustamente desapercibida en los medios uruguayos, quizás debido al aislamiento a que su enfermedad lo condenó durante los últimos años. Su obra tuvo escasa difusión—aun dentro de Uruguay—a pesar de las distinciones y el reconocimiento que recibieran tempranamente. Su primer libro, Cristal y Cristal (1978) estaba encabezado por un elogioso pórtico de Roberto Ibáñez; en 1981 publicó Oro que recibió el segundo premio de poesía de la Intendencia de Montevideo; su último libro El revés de los signos (1982) fue galardonado con el primer premio de la comuna montevideana. [LU]


Go to the:


Begin a Basic Search | Begin an Expert Search

[ HLAS Online Home Page | Search HLAS Online | Help | FAQ | Comments ]

LC image Library of Congress
Comments: Ask a Librarian (07/08/14)